viernes, julio 22, 2005

LYSENKO, O LA RESISTENCIA DE LA NATURALEZA A LA POLÍTICA


TROFIM DENÍSOVICH LYSENKO ( n.Karlovka, 1855 - m.Moscú, 1976)

Dos años después de la Revolución Rusa, Lenin visitaba a Pavlov en su laboratorio para saber su opinión sobre la posibilidad de crear un "hombre nuevo" totalmente adaptado a las necesidades de la patria del comunismo. La idea de dar preminencia al ambiente sobre la herencia comenzó así a ser un dogma en la ciencia Soviética, que desterró durante cincuenta años a Darwin y a Mendel cuyas teorías iban en contra de "las fuerzas dinámicas de la sociedad".
En este estado de cosas, apareció Lysenko como figura preminente de la biología estalinista. Gracias a un artículo de Pravda, en el que decía ser capaz de producir mejores cosechas de trigo utilizando los métodos de Ivan Vladimirovich Michurin, un loco cultivador de manzanas que afirmaba cosas como que era capaz de producir manzanas más dulces regándolas con agua con azucar, Lysenko llamó la atención de las autoridades soviéticas, agobiadas por el peso de varias cosechas perdidas.
Los métodos de Lysenko resultaron ser una mezcla de lamarkismo, conductismo aplicado a las plantas y "sabiduría popular" que triunfaron frente a la ciencia oficial pese a sus escasos resultados. Así, en el invierno entre 1928 y 1929 se plantaron siete millones de hectáreas con su técnica que consistía en "entrenar" al trigo para aguantar el frío. Todas ellas se perdieron, convirtiéndose Lysenko en responsable directo de millones de muertos por inanición. Sin embargo, resultó que Lysenko era mucho mejor político que biólogo por lo que, pese a sus fracasos, fue encumbrado como "científico oficial" de la URSS mientras grandes científicos de verdad eran purgados (algunos reprobados, otros simplemente asesinados) por no querer aceptar sus teorías, de manera que el estudio de la genética quedó postergado en la URSS hasta finales de los años sesenta, y se siguieron perdiendo cosechas.
Tras la muerte de Stalin, Lysenko consiguió mantener su posición puesto que era amigo íntimo de Jruschov, y no fue hasta la caída de éste en 1964, una caída muy relacionada con el bajo rendimiento agrícola del "lysenkismo", cuando el estado soviético le retiró su confianza. Muerto en 1976, Lysenko representa la evidencia de lo que puede ocurrir cuando las teorías científicas son dominadas por corrientes políticas; su legado son millones de muertos y, probablemente, una gran aportación a la desaparición del régimen que le encumbró.

1 Comments:

Blogger JoseJota said...

Por fin algo de luz con este tema. Lamentablemente sigue siendo tabú para ciertos sectores, incapaces de reconocer el desastre agrícola y humano que supuso la aplicación de sus ideas durante los primeros años de la dictadura comunista soviética. Fiel seguidor de su blog:

3:42 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home