miércoles, julio 27, 2005

EL AMIGO AMERICANO


DAN MITRIONE (n. Richmond, ? -m. Montevideo, 1970)

El 29 de Agosto de 1970 Frank Sinatra y Jerry Lewis ofrecieron un concierto en Richmond, Indiana, cuyos beneficios estaban destinados a la viuda y los hijos de Dan Mitrione, un funcionario de la AID (Agency for International Development) asesinado por terroristas en Uruguay. En su entierro se dijo entre otras cosas que su entrega a la causa del progreso pacífico perduraría como ejemplo para los hombres libres. ¿Pero quién era realmente este dechado de virtudes cívicas?
En realidad Dan Mitrione empezó su carrera como policía en Richmond en 1945. En 1955 era jefe de policía y en 1957 se unió al FBI. En 1960 fue enviado a Brasil en teoría por la State Department´s International Cooperation Administration, predecesora de la AID, pero en realidad era un asesor del FBI para la policía brasileña. Durante 7 años, Mitrione enseñó a policías y militares técnicas avanzadas para la lucha contra la insurgencia y métodos de tortura, entre los que destacaban los electroshocks. Además, partició en la formación del llamado "escuadrón de la muerte" que se dedicaba a acabar con la vida de "indeseables" (opositores al régimen militar) sin juicio previo.
En 1967 volvió a los EEUU y siguió enseñando las mismas "asignaturas" a policías y militares de toda Latinoamérica en la Academia de Salud Pública que el AID tenía en Washington. En Julio de 1969 fue enviado a Uruguay, donde la lucha contra la guerrilla urbana de los tupamaros había empezado a preocupar al gobierno norteamericano. En Montevideo, Mitrione se dedicó, además de sus habituales enseñanzas, a crear una red de infiltrados en las universidades y en otros lugares de captación de los tupamaros, así como a mejorar las técnicas de comunicación y control de la población de la policía uruguaya. Todo ello completado con remesas de las más modernas armas enviadas por el gobierno de los EEUU. Pero, sin duda, en lo que Mitrione destacaba era en la enseñanza de métodos de tortura, en la que se consideraba "el mejor de la profesión". Si bien la tortura ya era usada en ocasiones por la policía, Mitrione generalizó su uso lo que, en unión a las acciones del recién formado "escuadrón de la muerte", hicieron que las operaciones de los tupamaros fueran más frecuentes y más violentas. Cuenta Manuel Hevia, un cubano infiltrado en la CIA que trabajó con Mitrione en Uruguay, que el asesor americano se fabricó un "aula" insonorizada en su casa donde enseñaba técnicas de tortura a grupos reducidos de policías. Según el cubano, Mitrione usaba como conejillos de indias a indigentes secuestrados en la calle a los que luego se asesinaba. En aquellas clases se enseñaba el grado de violencia y los métodos a usar en cada momento, como hacer escuchar al prisionero grabaciones de niños llorando para hacerle creer que su familia estaba también en manos de los torturadores, hacerle mantener siempre una cierta esperanza de sobrevivir para que no se negase a hablar, y mil y una técnicas de tortura física o psicológica más. En realidad consideraba su trabajo una ciencia, casi un arte.
En agosto de 1970 fue secuestrado por los tupamaros junto a un diplomático brasileño y un ingeniero británico. Pedían la liberación de varios presos de su organización a cambio de la vida de los secuestrados. Unos días después, los tupamaros difundieron un comunicado en el que describían el tipo de actividades que Mitrione había realizado en el pais. Aquello causó una crisis en el gobierno Uruguayo, que desconocía totalmente lo que se escondía detrás de la generosa ayuda americana. El 8 de agosto, después de la detención de la cúpula de los tupamaros por la policía se recibió un mensaje avisando de que al día siguiente ejecutarían a Mitrione. El día 10 el americano fue encontrado muerto en el interior de un coche. Los otros dos secuestrados serían liberados tiempo después. El asesinato de Mitrione aceleró el deterioro de la situación política en Uruguay, lo que llevaría al golpe de estado militar de 1973. Por otro lado los americanos intensificaron su "ayuda" a los paises latinoamericanos favoreciendo el establecimiento de regímenes fascistas en varias naciones de la zona, así como el terrorismo de estado que estas llevaron a cabo durante años.

1 Comments:

Blogger delspirineus said...

"Aquello causó una crisis en el gobierno Uruguayo, que desconocía totalmente lo que se escondía detrás de la generosa ayuda americana"..

¿seguro que desconocían totalmente lo que allí pasaba?. Es de lo único que dudo.
El tipo me parece detestable y a loque se prestó más ( aunque si dicen que lo consideraba una ciencia...¡imagino!),
pero eso mismo lo han hecho con tantos otros nombres en toda sudamérica.¿ y dónde no?
A veces me pregunto, si no han salido ya suficientes escándalos, genocidios encubiertos, golpes de estado que arrastran miles de víctimas inocentes... tan solo por amor al dinero y al poder, ¿no tenemos ya bastantes escándalos que nos muestran que en toda la historia, los hechos se repiten con otros nombres, otras fechas pero en el trasfondo siempre los mismos egocentrismos henchidos de poder?. ¿Cuántos años más de escándalos y aberraciones, saldadas con un perdón a las víctimas y a las familias después de años de ignorarlas, habremos de sufrir para que seamos suficientes los que digamos basta y obliguemos a cambiar las cosas?
A veces me entra la desazón.

Felicidades de nuevo por tu página Hdc, me gustan las historias en que nos embulles.

9:04 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home