lunes, agosto 22, 2005

COMPRENDER SIN SER COMPRENDIDO

ALAN MATHISON TURING (n. Londres, 1912-m. Wilmslow, 1954)

Alan Turing nació en 1912 en el seno de una familia de clase media-alta. Sus padres formaban parte de la administración británica de la India y prefirieron que sus hijos se educaran en la metrópoli, lo que hizo que los hermanos Turing viviesen separados de sus progenitores la mayor parte de su infancia y parece que influyó bastante en la timidez que a compañó a Alan el resto de su vida. Los primeros contactos de Turing con la escuela no fueron demasiado prometedores, la excepcional inquietud de su mente no encajaba con la rigidez de la educación que recibía en la escuela de Sherborne, de manera que aunque sus maestros no esperaban gran cosa de él, a los 16 años era capaz de escribir sobre la teoría de la relatividad de Einstein como un postgraduado, y su nivel en las materias que le interesaban como matemáticas y química era superior al de sus profesores quienes, no obstante, estuvieron a punto de conseguir que no obtuviese su título en la escuela secundaria. En Sherborne conoció a Christopher Morcom, al parecer también muy brillante, que fue de las pocas personas que supieron comprenderle y puede que fuese también el primer objeto de su incipiente homosexualidad. Morcom murió en 1930, lo que afectó enormemente a Turing y parece que influyó en que se interesara en el funcionamiento de la mente humana y su encarnación material, interés que marcaría su vida como veremos.

En 1932 fue aceptado en el King´s College de Cambridge, donde estudió matemáticas, y donde tuvo la oportunidad de conocer a profesores como Bertrand Russell o John Maynard Keynes, que encauzaron sus ansias de conocimiento. Además formó parte de varias asociaciones estudiantiles que ampliaron sus horizontes sociales y consolidaron su tendencia sexual, que era muy frecuente en el Cambridge de la época por otra parte. Parece que el Turing de aquellos días se interesaba mucho por los deportes y era capaz de tocar el violín aunque no muy bien, mostrando ya la amplitud de intereses que le caracterizaría en el futuro.

En 1934 se licenció con honores. En 1935 recibió una beca del King´s College por su trabajo en el teorema del límite central, que descubrió por su cuenta sin conocer los trabajos anteriores sobre el mismo, y en 1935 recibió el premio Smith por su trabajo en teoría de la probabilidad. Pero la primera aportación fundamental por la que es conocido la realizó en 1936, cuando publicó sutrabajo On Computable Numbers, en el que describía la que luego se llamaría "Máquina de Turing" como respuesta al entscheidugsproblem de Hilbert, quién se preguntaba si existía algún método definido o proceso por el cual cualquier problema matemático pueda ser demostrado. Por este trabajo Turing es considerado por muchos como el padre de la informática y le valió una beca en Princeton, donde trabajó con Von Neumann y se doctoró en 1938. Posteriormente volvió al King´s College en cuyo ambiente parece que se encontraba como en casa, pese a que Von Neumann le ofreció un puesto mejor en EEUU. En esa época trató de construir por primera vez una de sus máquinas y parece que su timidez se acentuó, convirtiéndose en un excéntrico.

En 1939 fue reclutado por el gobierno para trabajar en Bletchley Park, en el proyecto que acabaría por descifrar los códigos de la máquina alemana Enigma. Parece que Turing tuvo un papel muy importante en la construcción de las llamadas "bombas" y el posterior "Colossus", las primeras computadoras electrónicas, anteriores al mítico ENIAC americano, que fueron vitales en el proyecto; pero también desarrolló algunas de las técnicas estadísticas que se utilizaron en el mismo. Por todo ello, en 1946 fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico. Sin embargo, parece que la excentricidad y la homosexualidad de Turing comenzaron a ser problemáticas en el ambiente cerrado y ultrasecreto de Bletchley Park que, además, le impidió publicar algunos de sus trabajos.

Después de la guerra fue contratado por el Laboratorio Nacional de Física que estaba tratando de construir una computadora electrónica. Tras tres años de trabajo en los que sentó las bases de lo que serían las nuevas computadoras e inventó nuevos conceptos como el de subrutina o Software, en 1947 Turing se encontraba en un callejón si salida. Los ingenieros del proyecto no eran capaces de plasmar sus ideas adecuadamente, por lo que decidió tomarse un año sabático y volvió al King´s College. Parece que ese era el lugar donde su intelecto funcionaba de verdad, donde tenía amigos y podía mostrarse abiertamente tal como era. Esta vez se dedicó a estudiar fisiología y neurología, mientras se preparaba para correr la maratón de las olimpiadas de 1948 a la que finalmente no acudió por una lesión. Eso sí, acabó describiendo lo que hoy se conoce como red neuronal. En 1948 renunció definitivamente en el Laboratorio Nacional de Física y se fue a trabajar a Manchester, junto a Newman, uno de sus mentores en Cambridge que había construído una de sus máquinas y le necesitaba para encargarse del software. En 1950 publicó su trabajo Computing Machinery and Intelligence en el que describía el famoso "test de Turing", que se considera una de las bases del estudio de la inteligencia artificial. Además fue capaz de realizar contribuciones esenciales en campos tan diferentes al suyo como la biología con su teoría de la morfogénesis. En 1951 fue nombrado miembro de la Royal Society por sus contribuciones a la ciencia.

También en 1951 empezó una relación con un joven de Wilmslow, donde vivía desde hacía un año. En 1952 denunció a la policia un robo en su casa que había sido cometido por un amigo de su amante. Turing consideraba su orientación sexual algo natural, pero en aquella época era un delito en Gran Bretaña y cuando la policía empezó a investigar aquello salió a la luz, por lo que fue detenido y juzgado en 1952. Se le obligó a elegir entre ir a la cárcel o someterse a un tratamiento hormonal que curara su "desviación". Turing siguió con sus trabajos, pero empezó a ser acosado por el servicio de inteligencia británico para el que no era nada cómodo tener a un homosexual, que podía ser "seducido" o chantajeado, en posesión de tantos secretos de estado. En plena guerra fría, la situación llegó a extremos absurdos. La vigilancia era constante y se investigaba a cualquiera que tuviese la más mínima amistad con Turing. Además, el tratamiento hormonal le causó múltiples efectos secundarios. Le salieron pechos, sufrió una depresión aguda e impotencia sexual. Todo ello le humillaba terriblemente, aunque sus amistades aseguran que seguía inmerso en multitud de proyectos. El 8 de junio de 1954 apareció muerto en su casa. Parece que había mordido una manzana que contenía cianuro. La policía lo consideró suicidio y cerró el caso, no obstante su madre siempre pensó que la manzana se contaminó por error en uno de sus experimentos químicos y hay quien opina que, simpleme y llanamente, Turing se había convertido en un personaje demasiado molesto para la inteligencia británica.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola? Hay vida inteligente?

5:18 p. m.  
Blogger Jose Antonio del Valle said...

¿La hay?

5:20 p. m.  
Blogger Sota said...

Una manzana envenenada? Y nadie probó a darle un beso, a ver si así...?

(Lo siento, lo siento, el chiste era demasiado fácil...)

2:03 p. m.  
Blogger Jose Antonio del Valle said...

:D

2:20 p. m.  
Anonymous JJ said...

Guay, hdc, instructivo a la par que entretenido ;)

Una buena elección: este tío era una auténtica "máquina"; además de un perfecto ejemplo de homofobia con trágico final.

12:43 a. m.  
Blogger Small Blue Thing said...

SI, QUIERO.

APUNTAME, APUNTAME, APUNTAME.


Bluething, de regreso

11:04 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home